18.5.06

Llehs'etnad

Llehs'etnad, un pueblo en el norte del país, perdido y apartado de la civilización, era como cualquier otro, tranquilo, con habitantes pacíficos y amigables dispuestos a ayudar a cualquier persona que se hubiera perdido por aquellos rumbos, pero en contraste, todos estaban aterrorizados y vivían intranquilos, por La Bestia , un ser que decían habitaba la casa de un hombre rico y poderoso al que según dicen, lo devoró La Bestia, pues invadió su terreno. Y ciertamente era una casa tenebrosa, derruída por el tiempo, pero entre las ruinas y las hierbas del mal cuidado patio, se podía adivinar la majestuosidad que poseía antes.

Sucedió que cierto día, un par de viajeros, llamados Jorge y Alejandro, llegaron a Llehs'tetnad por equivocación, pues se habían perdido en el desiero, como era costumbre, los pueblerinos fueron muy amables con ellos, les ofrecieron comida y hospedaje, y ambos se sintieron muy agradecidos, tanto que decidieron quedarse unos días y mostrarles los avances de la civilización que traían consigo - una lámpara, una radio, una TV portátil, etc - aunque los oriundos no se mostraron muy emocionados , pues ya otros viajeros que habían llegado ahí habían traído consiguo algunos de estos artilugios. Sin embargo Jorge y Alejandro no les importó y quisieron quedarse por unos días para convivir con el pueblo, algo que preocupó a algunos de ellos, dado el peligro que corrían con La Bestia cerca

Pasaron tres días y no se había presentado ningúnproblema serio, pero desgraciadamente Alejandro, que era un apasionado por la arquitectura suntuosa y las ruinas, había visot la cas, y sin esperar, preguntó de quién era esa casa, pero nadie le contestaba, ni le decía nada, solo se alejaban de él asustados. Sin embargo, Alejandro no le importó la reacción de la gente y decidió ir y entrar a aquella casa y fue y se lo comentó a Jorge, el cual por su naturaleza más pasiva y un tanto desconfiada, le adviritió que si la gente no le decía nada acerca de la casa, era por alguna razón y que no debía entrar a ella.

Pero Alejandro, obstinadament, salió a la siguiente mañana, decidido a entrar en aquella casa, no sin antes haber recibido otra advertencia de parte de Jorge, a la cual obviamente no hizo caso.

Así, llegó a la entrada de la casa, la gente que pasaba lo miraba con ojos llenos de miedo y rápidamente se alejaban. Alejandro como pudo se abrió paso entre la crecida hierba y llegó a la puerta, la cual se abrió misteriosamente aún antes de que Alejandro siquiera la tocara, esto lo impresionó y lo dejó pensando un rato, pero tomando valor, y por su terquedad se decidió a entrar. La casa estaba oscura, demasiado oscura, por fortuna traía consigo ua lámpara de mano, la sacó y la encendió , caminando sigilosa y cuidadosamente por lo que era el recibidor. Recorrió varias habitaciones y lo que debieron ser la cocina y un baño, maravillado por la belleza interna de la construcción había olvidado ya lo que sintió cuando se abrió la puerta de la entrada frente a él, y recorría la casa como si fuera la suya, cuando de pronto vió una puerta, pero no era como las otras, de madera fina como caoba, sino de madera bastante corriente, y por cierto, bastante maltratada y apolillada, se extrañó de la diferencia de ésta con las otras y se dirigió hacia ella, la abrió con un gran rechinido de las bisagras, después alumbró con su lámpara y vió una gran escalera que conducía hacia abajo, bajo por ella con cuidado, la escalera paracía no tener fin y a medida que bajaba, un olor pestilente y nauseabundo cada vez se hacía más penetrante, por fin llegó a lo que parecía ser un sótano.

Caminaba cuidadósamente, cubriéndose la nariz por el olor y alumbrando dificultosamente su camin, debido a la espesa niebla que había ahí, cuando de repente pisó un algún objeto sólido que inmediatamente se quebró bajo su peso, alumbró hacia el piso y vio con horror que se trataba de un hueso, y junto a éste otro y otros más, era un esqueleto humano, el terror empezó a apoderarse de él, a medida que iba descubriendoi más y más esqueletos algunos todavía ensangrentados o con carne en estado alto de putrefacción, el terror se apoderó totalemente de él cuando al alumbrar hacia arriba, descubrió al ser más horrible y repugnante que puede existir, era La Bestia, un ser horrendo sin pelo y con seis ojos verdes, brillantes como esmeraldas, en los que se reflejaba su sed insaciable de sangre humana; su boca, sn labio, dejaba al descubierto una serie de colmillos largos y puntiagudos, sucios y amarillentos, entre ellos por su barbilla y parte del cuello escuría una especie de baba viscosa que a cualquier le revolvería el estómago tan sólo de verla.

Paralizado por el terror, Alejandro vió como se acercaba lentamente hacia él y sintió como lo sujetaba por los hombros con sus garras, pesadas y frías como el hielo, con uñas igual de afiladas y sucias que sus colmillos. Lo tenía frente a su cara, podía sentir su respiración lenta y pausad, al tiempo que veía con horror que La Bestia abría su hocico, grande ymal oliente en la que podría caber una cabeza humana completa, alejandro únicamente pudo cerrar los ojos mientras sentía aquel hocico lleno de colmillos afilados acercarse a su cara, quiso dar un grito, pero su garganta se cerraba y no se lo permitía, de pronto, se oyó un ruido sordo que hizo eco en el sótano y La Bestia soltó a su víctama bruscamente al tiempo que gruñía con dolor e ira.

Alejandro al oir esto abrió los ojos y vió a La Bestia retorciéndose y gruñendo frente a él cuando oyó un grito detrás de él, era Jorge, su hermano, que había ido a salvarlo y había dado un balazo en el único punto vulneralble de La Bestia, sus ojos; Alejandro al verlo inmediatamente corrióo hacia él, pero Jorge, en lugar de alegrarse por él le dijo que se alejara de ahí, que corriera lejos de ahí, a salvo de La Bestia, Alejandro le preguntó porqué, le dijo que no podía dejarlo ahí, Jorge sólo le respondió que se fuera, que corriera, que és estaría detrás de él.

Para entonces La Bestia se había recuperado del balazo y se incorporó al pie de las escaleras, al verlo, los dos hermanos corrieron escalera arriba, Alejandro por delante y Jorge detrás de él disparando a La Bestia, desgraciadamente La estia era demasiado inteligente como para dejarse disparar enlos ojos otravez. Para cuando Alejandro había cruzado la puerta del sótano La Bestia ya había alcanzado a Jorge, se oyeron tres tiros más, y después el grito de Jorge que se ahogaa entre los gruñidos de La Bestia. Alejandro que no había mirado atrás, únicamente oyó el grito de su hermano y se detuvo mientras oía como La Bestia lo devoraba, Alejandró quiso regresar por su hermano, pero no soportó la idea de verlo despedazado y su sangre regada por las escaleras, el sólo pensar en es, lo llenó de terror y de tristeza y decidió no regresar y seguir corriendo hacia la puerta, así lo hizo y estaba a escasos ocho metros de la puerta cuando una tapia del piso se venció y eel cayórompiéndose la pierna izquierda, en esos momenots, La Bestia ya había terminado de devorar a Jorge y se disponía a hacer lo mismo con el otro intruso, Alejandro no acababa de reponerse cuando vió detrás de él a La Bestia que se acercaba velozmente, como pudo, se puso de ie, se arrastró lo más rápido que pudo hacia la puerta, soportando el terrible dolor que le provocaba su herida, sin embargo no se rendía, tenía que salir de esa casa a como diera lugar, aunque tuviera rota la pierna.

Cada vez se encontraba más cerca de la puerta, la cual extrañamente se encontraba cerrada, pero eso no le importaba, el llegaría y la abriría, para salir y quedar fuera de esa maldita casa y de La Bestia que lo perseguía, se encontraba más cerca, cada vez mas, no volteaba a ve a La Bestia, sólo veía la perilla de la puerta que lo separaba de la vida y la muerte, lo había logrado, estaba junto a la puert, estiró la mano para girar la perilla y entonces...

Esa fue la última vez qu Jorge y Alejandro, dos grandes exploradores fueron vistos, nadie sabe cu´l es su paradero, sólo los habitantes de un pueblo perdido en el desierto al norte del país, un pueblo cuyo nombre en inglés LLEHS'ETNAD, es un nombre en inglés que tal vez debería de escribirse... alrevés....

6 Comments:

At 2:35 p.m., Blogger Ashanty dijo que...

Wiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!, que genial!

Noto cierto parecido en el nombre de tus hermanos y el de los héroes...

la lección del día de hoy es: Nunca, pero NUNCA viajar con Alejandro el obstinado (jajaja)

Lindo cuento, me gustó el fin, aquello del nombre del pueblo... creo que uds (principalmente tú) tienen cierta fijación con escribir los nombres al revés o no?...

 
At 9:30 a.m., Blogger Oinot dijo que...

ay no pero como crees Ytnahsa... porqué lo dices??... :D

 
At 10:46 a.m., Blogger geralOE dijo que...

jaja la verdad me encant{o el cuento, auqnue como con tus chistes hayas tenido que explicarme el final., jajaja :)
pero esta muy bien relatado y la verdad si está medio de ñañaras :)
mi omi todo un escritor de terror :S jiji :d

 
At 6:59 p.m., Anonymous Rubeco dijo que...

Uy que genial, aunque no se me hace muy agradable eso del desmembramiento y el atragantamiento de mounstros ojiverdes con personas. Pero supongo que si yo fuera un mounstruo horrendo ya me los hubiera comido a ustedes.

la lección del día de hoy es: Nunca, per NUNCA viajar con ale si no piensas soportar sus malos chistes. Y su peinado "super" (jaja)

Ah sí, esos nombres al revés son muy extraños, no creo que nadie se llame Ordnajela o Egroj o Aitseb Al

 
At 2:21 p.m., Blogger Dharzen dijo que...

Y QUÉ PASÓ DESPUES???? QUÉ???

Habrá segunda parte? COntinuará? No me gusta el suspenso (bueno, no cuando nunca me entero de lo que sucede después)

Bien, pasando a otras cosas.....¿es una analogía con nuestros verdaderos yos? ¿Debo aprender algo de todo esto? Chale, no sé, siento que me quieres decir algo pero no entiendo.

¿Jorge me salva? Chale.......que lindo....

Hasta en los cuentos me meto en problemas...

 
At 8:23 p.m., Anonymous Anónimo dijo que...

EtnaD = DAnte... genial...

 

Publicar un comentario

<< Home